Una mirada en “Nunca es tarde para volver a empezar

  1. Es necesario en la vida equivocarse, perder y sentir dolor. Si no tuviésemos todas estas experiencias no abriríamos los nunca los ojos, Nos suceden cosas que nos hacen felices, estar contentos, tranquilos y satisfechos. Pero también hay cosa que nos hacen vivir con preocupación, miedo, ira, impotencia… Pero si no viviéramos todo eso, nunca valoraríamos las demás cosas que nos suceden. Al no valorar nunca sabes que es lo correcto o no, que está bien y que no, que es lo que te gusta o no… y eso, es lo que nos hace aprender y conocernos. Por lo tanto, siempre vamos estar preguntándonos sobre lo que pasa. Y eso nos hace ver que nos equivocamos y necesitamos volver empezar sin ser juzgados. En definitiva, tener una nueva oportunidad no solo para mejorar sino también para conocernos mejor y sentirnos mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *