3 miradas en “No llores porque acabo, sonríe porque sucedió

  1. La maravilloso se encierra en los detalles del día a día, no en los finales. Los finales siempre son dolorosos y borran la felicidad experimentada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *